¿Qué es la Medicina Integrativa?

La Medicina Integrativa es una disciplina centrada en la persona, orientada a la salud, que considera al ser humano como un todo integral, incluyendo aspectos orgánicos, emocionales, mentales, espirituales, familiares, sociales y medioambientales. Enfatiza la relación humana y terapéutica entre el/la profesional y el/la consultante.

Como pilar fundamental de trabajo terapéutico se apoya en el estilo de vida, incorporando también todas las terapias apropiadas, sean estas convencionales o no convencionales que fomenten los procesos de autocuración, de acuerdo a las necesidades y singularidad de cada persona.

Un nuevo modelo de Medicina Integrativa

En este nuevo modelo de atención al paciente, se une a la medicina convencional con la no convencional para obtener mejores resultados.

 

  • Mejorar la calidad de vida.
  • Atención en salud más cercana.
  • Trabajo en equipo multidisciplinario y en coordinación con la medicina convencional.
  • Mirada científica en equipo multidisciplinario.
  • Medicina más efectiva y con menos efectos secundarios.
  • Dentro del campo de la medicina científica.
  • Paciente comprometido con su proceso.

Esta disciplina tiene en cuenta al paciente en su globalidad mental, física y también en relación a su entorno, situación social, económica y del medio ambiente.

Se trata de un enfoque de la medicina que integra muchos de los conocimientos históricamente disponibles para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Integra también todos los órganos del cuerpo en una unidad funcional incluyendo la mente, y finalmente, integral y hace participe activo al paciente en el proceso de prevención y mejora de la salud.

La medicina integrativa surge como una respuesta a una necesidad social y un problema de salud generalizado: la cronicidad de ciertas patologías que aumenta en forma exponencial a partir de los 65 años, los especialistas en medicina integrativa ofrecen a estos pacientes tratamientos complementarios a la medina convencional que les permite reducir los efectos secundarios de los medicamentos y mejorar su calidad de vida.

 

 

Es decir, la medicina integrativa es un movimiento a nivel mundial, un nuevo enfoque médico que estudia a la persona de manera global sumando a la medicina convencional otras técnicas seguras y eficaces, siguiendo el principio de precaución.

Se centra en analizar y tratar la causa del problema de salud siempre que sea posible. Requiere un paciente proactivo, que participe de su proceso de mejora o curación y hace especial hincapié en las modificaciones de los hábitos de vida: cambios alimentarios, ejercicio adecuado, estilo de vida y bienestar, y en la prevención.

Ir a la barra de herramientas